Historia

Actualmente, Jesús González Teso, elabora vino en la bodega familiar, que pueden visitar cuando lo deseen. Dicha bodega tiene una amplia construcción subterránea del s. XIII y está equipada con modernas instalaciones, para elaborar cuidadosamente la mimada vendimia.

Esta bodega tiene en propiedad 15 Ha de viñedo: 83% tempranillo, 10% garnacha, 5% graciano y 2% viura; del cual el 65% está en espaldera y el 35% son viñedos viejos en vaso, la producción media es de 6500 Kg./Ha.

La construcción subterránea, ubicada en la antigua judería de Labastida, consta de ocho calados de los dos son del s. XIV y el resto del s. XIII. En épocas de la reconquista los vecinos del pueblo eran rebeldes; no querían pertenecer ni al Reino de Castilla ni al de Navarra, y utilizaban todos estos calados y pasadizos para ir a refugiarse al templo – fortaleza del Cristo ubicado próximo a esta zona de bodegas El Olmo.

Siempre en estos calados se elaboró vino. Hasta que empezaron a traer variedades de vid americanas. Ello condujo a la aparición de las enfermedades clíptogamicas más importantes que hoy padecemos. Por otro lado, entre la planta se trajo un insecto parásito de la vid, llamado filoxera, que entraba en la tierra y mataba las cepas. Ello condujo a la desaparición progresiva del viñedo de todo Europa. Hasta que llegó de Francia a la Península transcurrieron treinta y seis años, tiempos dorados para los viticultores de la zona al ser de los pocos productores vinícolas de europa.

En 1899, la plaga llega a la Rioja con la ventaja de que el problema ya estaba solucionado poniendo raíz americana e injertándola con nuestra propia variedad. Así es como hoy en día está plantado todo el viñedo.

Bodegas González Teso todavía conserva varias cepas prefiloxéricas que se han conservado gracias a la textura de la tierra vegetal.

 

1893

Wenceslao González llega a la localidad de Labastida y comienza a trabajar como tonelero, oficio muy premiado por entonces, debido a la demanda que existía de barricas por las grandes bodegas de Haro.

1905

Compra viñedos y comienza a elaborar junto a otros viticultores en una unión de cosecheros llamada La Unión la cual no fue muy fructífera.

1922

Compra una bodega en la que elaboraba en tinos de madera y vendía el vino a granel y así continuaron dos generaciones más. Honorio González y Jesús González, hijo y nieto de Wenceslao respectivamente.

2013

Jesús González Teso biznieto de Wenceslao, decide con ímpetu y entusiasmo comercializar el vino embotellado, apostando por vinos de alta calidad, personales y diferentes.

Scroll hacia arriba